FIORELLALEVIN

 
 
  • Fiorella Levin

Seguir confiando II

En mi último post hablé sobre la confianza y la importancia de seguir confiando y al día siguiente, recibí el llamado de un chico cordobés, en supuesta representación del banco con que opero y en respuesta a un reclamo que hice. El llamado resultó ser un intento de phishing para poder entrar en mi cuenta bancaria.


Al principio, cuando me di cuenta lo que estaba pasando y mientras seguía con el hombre al teléfono, logré salir de la conversación airosa, sin decirle nada, porque confieso que si me agarraba un poco cruzada le podría haber dicho cualquier cosa desde mi enojo, pero me dio miedo. Corté el llamado, hice otro para saber si con los datos que ya tenía podía ingresar en mi cuenta, me dijeron que no y me calmé, entonces empecé a reflexionar. Se me cruzaron todo tipo de pensamientos y sentimientos. Bronca, "a cuanta pobre gente estafarán", "qué hijos de p***", "le tengo que avisar a toda la gente que conozco", "voy a denunciar la cuenta de Instagram y el número desde donde me llamaron", "qué creativos", "la pandemia está potenciando este tipo de cosas", "gracias Universo por cuidarme", "pero qué amable sonaba... demasiado amable".


Me quedé con una sensación atravesada en el estómago por el resto de la tarde. Y me puse a pensar un poco más profundo, si tuviera la posibilidad de volver a hablar con ese chico, ¿qué le diría? su voz tenía la tonada cordobesa característica y me dio la impresión que se trataba de una persona joven, definitivamente de alguien con más de veinte pero que no cruzó la frontera de los treinta. Vinieron varias ideas nuevamente; gozarlo por no haber logrado su cometido, putearlo en arameo, decirle que va a terminar en la cárcel si es que no llamó desde ahí, o que va a morir chorro toda su vida. O hablarle del karma y además explicarle que cuando busque el significado, que lo haga con la letra "k" y no con "c", porque así es como se escribe. Sí, pongo sobre la mesa todos mis prejuicios también, sin carpa.


Después de imaginar un rato, llegué a un último pensamiento que elegí como tal porque es el que me dio la tranquilidad interna que buscaba después del miedo-enojo. Y porque además, es el de la persona que quiero ser, la que tiene menos prejuicios y no da todo lo que sabe por sentado. No se qué tipo de ladrón era este; si es la primera vez que lo hace, si tiene larga trayectoria, si tiene armas, si secuestra gente, si tiene familia o amigos. Pero hay una cosa que, aunque no la sé, me arriesgaría a asegurar. Esta persona no tuvo las mismas posibilidades que tuvimos varios de los que estamos acá. Perá, seguime. No lo justifico, no lo defiendo, solo en un esfuerzo por ponerme en su lugar - y créanme que no me resulta sencillo- creo que a esta persona nadie le dijo lo que a mi me hubiera gustado decirle que es "creo en vos". Creo que podés hacerlo distinto, creo que podés ser mejor humano.


No es un pensamiento superficial de paz y amor, ni pretende resolver el problema de fondo. Es un modo de pararnos de otra forma para ver la misma situación desde un ángulo distinto, poniéndonos en su lugar incluso habiendo sido víctimas, porque ampliando nuestra mirada de todas las situaciones es que podemos comprender lo que no está tan a la vista. No creo en la maldad humana, nadie nace malo. Esta imagen explica de un modo sencillo lo que intento ilustrar:

Ya lo dije y sigo, estoy muy cansada de la conversación de odio que está tan metida no solo en nuestra sociedad sino en el mundo entero. No por mi deseo voy a dejar de denunciar este tipo de delitos, como de hecho hice, pero ya no me reconforta buscar un culpable o alguien para señalar y que se haga cargo él. Creo que es hora de que todos repensemos de verdad lo que está sucediendo y empecemos a volcar en el mundo lo mismo que queremos ver reflejado en él. No se cuál es la solución correcta pero sí se que ir en automático sin cuestionar nada no funciona. Reflexionar, hacer preguntas que pongan en duda lo establecido para mi es un primer paso. Y desde ahí, ¿quién sabe?, quizás entre todos logremos crear algo mejor.



#reflexion #phishing #cambios #conversaciones #delitos #creer #prejuicios #responsabilidad


 

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

Una vez por semana, envío un mail con cinco cosas que consideré interesantes esos días. Puede ser algo que aprendí, libros, experiencias, artistas, notas, lugares, y otros temas que iré explorando.


Cortito y al pie.  

al lado de mi cama.jpg
 

©2020 blog Fiorella Levin
www.fiorellalevin.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now