FIORELLALEVIN

 

Preferiría no hacerlo

"Pero durante esos años empecé a hacer listas de títulos, a escribir largas líneas de sustantivos. Eran provocaciones, en última instancia, que hicieron aflorar mi mejor material (...) Las listas decían más o menos así: EL LAGO. LA NOCHE. LOS GRILLOS. EL BARRANCO. EL DESVÁN. EL SÓTANO. EL ESCOTILLÓN. EL BEBÉ. LA MULTITUD. EL TREN NOCTURNO. LA SIRENA. LA GUADAÑA. LA FERIA. EL CARRUSEL. EL ENANO. EL LABERINTO DE ESPEJOS. EL ESQUELETO. En esa lista, en las palabras que simpleme

Mientras tanto

Quiero escribir, porque reconozco dentro mío el deseo de hacerlo pero están aquellos días, como hoy, en que no llega nada a mi cabeza, todas esas ideas que siempre deambulan por ahí de pronto chau, se evaporaron. Podría decir que "hacer" es una virtud que tengo porque, aunque suene soberbio (¿suena soberbio?), no me cuesta y rara vez "procrastino", mis luchas pasan por otro lado (y claramente tengo varias). Me siento, pienso, no se me ocurre nada. Entonces activo, me pongo en

¿Por qué hacemos lo que hacemos?

Ayer conversaba con una amiga que necesitaba algunas referencias para armar un curso sobre mentorías. En un audio le contaba mi opinión sobre dos libros en particular que se centraban en el modo de hacer, bien al estilo yanki, que desde mi visión es muy esquematizado y siempre incluye un plan, una idea de hacia dónde vamos, una meta y de algún modo, también cierta falta de flexibilidad. Porque mi visión es más al estilo "lo atamos con alambre", no porque sea más improvisada s

 
 

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

Cada quince días, envío un mail con cinco cosas que encontré y me resultaron interesantes. Puede ser algo que aprendí, libros, experiencias, artistas, notas, lugares, y otros temas que iré explorando.


Gratis. Cortito y al pie.  

  • LinkedIn
At the Dinner Table