FIORELLALEVIN

 

La vuelta a los quince

Segunda ola de Covid-19, aumento de casos, hospitales que comienzan a estar al tope de ocupación. Y las inminentes restricciones que son anunciadas, salidas permitidas hasta las 23hs y luego la prohibición de circular entre las 00hs y las 06hs. Se siente redundante, incómodo, agotador, pero también necesario. Pienso qué afortunada soy que ya dejé mi adolescencia mucho, muchísimo tiempo atrás. Me compadezco de los jóvenes porque yo estuve en ese lugar, igual que todos, y no qu

Me acuerdo

Austin Kleon suele decir que a la gente le gusta entender cómo se hacen las cosas, ver los procesos, el detrás de escena, porque de ese modo, podemos ver quién es la persona que está atrás de las creaciones. Y queremos ver quién es esa persona por el mismo motivo que miramos a cualquier famoso o influencer en redes sociales, haciendo algo que no tiene nada que ver con su profesión, por ejemplo, comprando en la verdulería, paseando al perro, tomando un café con un amigo, etc.

Yo te entiendo

Hace unos días, envié el newsletter quincenal y en seguida una lectora me respondió tres pequeñas palabras "amo tus mails!" (una vez más, gracias Nadia!) Hoy fui muy temprano a entrenar al gimnasio y me crucé con una chica que solía correr en mi equipo de running pero dejó de ir, aunque seguimos conectadas en las redes sociales y cuando me saludó, me contó que había comprado mi libro y que habiendo leído la mitad se sentía muy identificada con lo que yo describía desde mis ex

Gestos desconocidos

Me gusta hablar de los pequeños gestos (y de hecho ya lo hice varias veces) porque creo que dice mucho de la persona que los tiene. Hace un tiempo sigo en Instagram a esta chica que se convirtió en influencer del mundo fit por un cambio rotundo de hábitos. En su cuenta muestra, como buena influencer, sus cambios físicos a través del tiempo, lo que come, recetas, profesionales que consulta, en fin, todo lo que involucra su mundo fitness. Además es periodista de una conocida re

Seguir confiando

Hace unos días descubrí una iniciativa que me encantó. En la cuenta de Instagram @piladelibros tienen un podcast sobre lecturas, dan visibilidad a diversos escritores, muestran sus espacios de trabajo, conversan con ellos en vivo y sortean libros. Pero no fue ninguna de estas cosas las que me motivaron a escribir hoy, sino que todos los viernes hacen un "juego" (así lo llaman ellos) que bajo el hashtag #quegireunapiladelibros consiste en elegir libros que tenemos en casa, de

Mundial de Escritura

Casi por casualidad me enteré de la existencia de esta "competencia" que empezó hoy, 1 de julio 2020. La idea original surgió en un taller literario con el objetivo de fomentar la escritura y de rodearse de personas afines a la actividad, esta es la segunda vez que se realiza. Básicamente, desde hoy y por los próximos catorce días, todos los inscriptos tenemos 24hs para escribir y subir online (a un google docs) 3.000 caracteres sobre una consigna diaria, inventada por un esc

Lo que estoy aprendiendo del Coronavirus

Dudé mucho acerca de escribir sobre este tema porque, vamos a ser honestos, ya estamos todos bastante saturados al respecto, hay una cantidad de sobre información circulando las 24 hs del día y a través de todos los medios y considerando que este virus muta minuto a minuto, la información no va a parar por algún tiempo. Pero esta vez me quiero parar desde otro ángulo, no desde el informativo y evidente sino desde el sutil, ese que va silencioso por debajo y que está ahí laten

-Conectar-

En el año 2013 fui voluntaria de la Fundación Sí durante un semestre. Venía de atravesar una profunda crisis existencial que me pegó por todos lados, ese año empezaba a resurgir de a poco y mis emociones se encontraban muy a flor de piel. Participar de la fundación me sensibilizó aun más y sentí que tenía que avanzar por ahí. Al principio encontré empatía en los otros voluntarios notando que todos aportábamos nuestro tiempo a una causa común. Luego de un período, además de cl

Ensayo sobre la culpa

Era un día de invierno y llevaba más de una hora manejando arriba del auto, el único pensamiento que se repetía era el deseo de llegar a mi casa calentita y merendar, porque me dolía mucho la cintura de tanto estar sentada en ese coche. Recuerdo haber mirado varias veces el reloj del tablero en frente mío, avanzaba a paso de hombre porque eran las cuatro y media de la tarde y es el horario de salida de los chicos que van al colegio, en esa franja la calle se convierte en un c

 
 

SUSCRIBITE GRATIS AL NEWSLETTER

Cada quince días, envío un mail con cinco cosas que encontré y me resultaron interesantes. Puede ser algo que aprendí, libros, experiencias, artistas, notas, lugares, y otros temas que iré explorando.


Gratis. Cortito y al pie.  

  • LinkedIn
At the Dinner Table